domingo 21 de julio de 2024 - Edición Nº2055

Política | 9 jul 2024

Legislatura provincial

Lapadula consideró “perfectible” la ley que prohíbe las salmoneras

El legislador del Partido Verde recordó que la ley que prohíbe las salmoneras se dictó a raíz de un proyecto de explotación en tal sentido y consideró que la norma es “perfectible”, por lo que debería conformarse una mesa de discusión con expertos, de cara al desarrollo de la acuicultura. Citó un proyecto que se trabajó en el Municipio de Río Grande sobre cría de truchas, en el que no se pudo avanzar por esta prohibición. Remarcó que en todos los casos la premisa debe ser el cuidado del medio ambiente e instó al gobierno a gestionar ante nación un convenio con Chile sobre la explotación de los recursos del Canal de Beagle.


TAGS: SALMONERAS

Por: Ramón Taborda Strusiat

 

Río Grande.- El legislador del Partido Verde Matías Lapadula se refirió por FM La Isla a la prohibición de las salmoneras, a partir de la discusión que se abrió por las declaraciones de Rubén Cherñajovsky, interesado en un proyecto a gran escala. “La ley que se sancionó en su momento tiene que ver con la protección de la actividad de las salmoneras en Tierra del Fuego, es una ley que protege el medio ambiente y hay que sostenerla. Toda normativa es perfectible, porque esta ley lo único que prohíbe son las salmoneras, pero hay un montón de actividades que pueden ser dañinas para el medio ambiente y no están previstas. Más allá de las manifestaciones del titular de Newsan, lo importante es destacar que en la provincia hay un potencial enorme para el desarrollo de la acuicultura, que no es salmones solamente. Es más, los salmones son una parte minúscula de lo que significa la acuicultura en el mundo, con lo que significa la producción de alimentos”, dijo.

“Tenemos que aprovechar que se da la discusión sobre determinada actividad para ver que hay un potencial en Tierra del Fuego para el desarrollo de una actividad que estamos desaprovechando. La ley de prohibición de las salmoneras surgió a partir de un proyecto para producir salmones en cautiverio de una determinada empresa. Lo que debemos hacer es adelantarnos a estas cuestiones y no esperar que haya un proyecto de algún tipo de actividad acuícola en la provincia. Tenemos que trabajar para decidir y planificar qué es lo que queremos hacer con esa actividad y qué es lo que queremos, y de qué manera esa actividad puede desarrollarse en Tierra del Fuego”, planteó.

Consultado acerca de si hay posibilidad de desarrollar la actividad fuera del Canal de Beagle, advirtió que “el daño que produce en el Canal de Beagle una actividad mal hecha, al introducir una especie que no es autóctona y que produce un impacto negativo del punto de vista ambiental, no es solamente en el Canal de Beagle sino en todos lados. De hecho la ley no la prohíbe solamente en el Canal de Beagle, sino que habla de los cauces de agua de la provincia, incluidos ríos y lagos. Creo que esa discusión ya está saldada, Tierra del Fuego se ha manifestado públicamente y mayoritariamente en contra de esa actividad tal como se ha desarrollado en Chile. Todos sabemos el daño que ha producido en el país vecino, más allá de que han mejorado la metodología en los últimos años”.

“Tenemos que adelantarnos y ver el potencial que tiene nuestra provincia, porque hay dos cosas que demanda el mundo en todos lados, que son los alimentos y la energía. Nosotros tenemos un potencial enorme en las dos cosas. Por un lado se está hablando del hidrógeno verde y tenemos la posibilidad de producción de alimentos mediante el desarrollo de la acuicultura. Tenemos que convocar a todos los actores de la provincia, al gobierno con las áreas respectivas, la Secretaría de Ambiente, las universidades que tiene docentes e investigadores que pueden aportar mucho, y tenemos asociaciones de protección medioambiental que tienen mucho para decir al respecto”, manifestó.

Reiteró que “la ley que prohibió las salmoneras fue en respuesta a un proyecto que se quería llevar adelante y prohibió la producción a escala. Si una empresa quiere producir salmones en estanques, fuera del mar, sin afectar al medioambiente, tampoco lo puede hacer. Se puede hacer solamente de manera artesanal, a menor escala. Son cosas que se pueden revisar, siempre y cuando no afecte ni impacte sobre el medioambiente. En la Municipalidad trabajamos un proyecto sobre el cultivo de truchas en la ex planta potabilizadora, y participaron expertos en la materia. Se concluyó que no era posible justamente por el límite que pone esta ley a la producción. Hacer una inversión para la producción fuera del agua, en estanques, hacía inviable el proyecto. No sé si hay que discutir una reforma, porque la discusión no son los salmones, sino el desarrollo de una actividad que se está desarrollando en todo el mundo. Hay demanda de alimentos y una forma de producir esos alimentos que es sumamente eficiente, que es la producción acuícola, y creo que nosotros no podemos darle la espalda. Lo que debemos hacer es trabajar para que esto se pueda hacer sosteniblemente y con todos los cuidados que necesitamos. Tiene que haber una mesa de trabajo con los actores con los que contamos en la provincia, para ver qué cosas podemos desarrollar y qué cosas no”, propició.

Observó que “la acuicultura también incluye a las algas, que abren un montón de posibilidades de producción e industrialización, sobre todo para la industria farmacéutica y cosmetológica. Hay un sinfín de posibilidades que tenemos a partir de desarrollar la acuicultura. De ninguna manera podemos darle la espalda sino todo lo contrario. Hay que tratar de desarrollar estas actividades con el monitoreo permanente del Estado para cuidar nuestros recursos naturales y el medioambiente”.

 

Convenio con Chile

 

Asimismo, tuvo en cuenta que “el Canal de Beagle tiene una costa argentina y una costa chilena. Necesitamos avanzar rápidamente en convenios con Chile, porque compartimos la costa del Beagle. Todo lo que pasa del otro lado nos afecta a nosotros. Hoy hay veda de captura de centolla porque bajó la cantidad de población y del lado chileno se sigue pescando. Ellos se siguen beneficiando del recurso y de este lado nosotros castigamos a nuestros pescadores. Hay que avanzar en cuestiones mucho más importantes, desde el gobierno tendríamos que trabajar con el gobierno nacional y la Cancillería para tratar de hacer un convenio con Chile con respecto a la explotación ictícola del Canal de Beagle, de la misma manera que hay un convenio con Uruguay. Si no, todo lo que podamos hacer para proteger nuestros recursos, si no hay una coordinación con el otro lado, no sirve para nada. Nosotros prohibimos las salmoneras pero si mañana del lado de enfrente ponen salmoneras, nos va a afectar. No es todo blanco y negro, necesitamos tener políticas de Estado inteligentes y pensar cómo hacemos para proteger nuestros recursos y para que los recursos naturales que tenemos los podamos explotar y traiga recursos a la provincia y empleo de calidad”, concluyó.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias