viernes 19 de abril de 2024 - Edición Nº1962

Política | 22 may 2023

Concejales y comerciantes debatieron las Feri

Trasladarán la feria del Don Bosco a un lugar más alejado del centro

El titular de la Cámara de Comercio de Río Grande, José Luís Iglesias señaló tras la reunión con los concejales, que desde el sector mercantil “queremos tener la paz social” ya que “nos molestó profundamente el ‘escrache’ que sufrieron nuestros comerciantes por haberse expresado en contra de que a ellos se los requisaba o se los controlaba por parte del Municipio, de comercio, del CEC o que se permitía libremente en un lugar cierto que se pudiera realizar comercio de cualquier forma, sin controles por parte del Estado”.


Por: Ramón Taborda Strusiat

Río Grande.- Este lunes el Concejo Deliberante celebró una nueva reunión de Comisiones en la que se trataron diferentes proyectos de Ordenanza que se encuentran en Comisión. Sin embargo, y fuera del Orden del Día, se dio lugar a representantes de la Cámara de Comercio y el Centro de Almaceneros para que brinden su opinión en torno a la iniciativa para modificar la Ordenanza referida a la regulación de las Ferias en la ciudad.

El encuentro contó con la presencia de los concejales Miriam Mora; Javier Calisaya; Diego Lasalle; Walter Abregú, Walter Campos; Hugo Martínez y Pablo Llancapani que recibieron a los representantes de la Cámara de Comercio encabezados por José Luis Iglesias y el Centro de Almaceneros representado por Luis Schreiber quienes asistieron al Concejo Deliberante para exponer su postura sobre las Ferias de Emprendedores en la ciudad.

Finalizada la reunión, la concejal Miriam Mora recordó que “el proyecto está presentado desde el 2021, y ya hemos tenido reuniones con el Municipio, con feriantes y ahora con la Cámara de Comercio y comerciantes”, y anticipó que para la próxima reunión “veremos si podemos convocar a personal de la Aduana y al Municipio para saber cómo podemos avanzar”.

Mora reconoció que se trata de una propuesta que seguramente “va a recibir modificaciones y acompañanos también lo que ha venido a decirnos y a explicarnos la Cámara de Comercio en cuanto a las marcas que están prohibidas, especialmente marcas de juguete que producen enfermedades como el Cáncer, y estamos de acuerdo con eso y por lo tanto debemos trabajar todos juntos para poder reglamentarlo, regularizarlo y que tengan los controles necesarios tal como lo tienen los comercios”.

Por lo tanto, anunció la decisión del Concejo de seguir debatiendo la iniciativa para así tener un lugar y que cada uno que vaya a poner su stand en esa feria tenga los controles necesarios, el carnet para la manipulación de alimentos, las marcas que están vendiendo e incluso se puede hacer el mismo control con respecto a los proveedores porque muchos de los que hoy están en la feria también son proveedores de los comerciantes”.

En tal sentido Mora opinó que “es el momento de poder sentarnos a hablar en serio y ponernos a trabajar para darle una solución definitiva a esta situación que estamos pasando hace ya bastante tiempo”.

Con relación al espacio físico en el que podría funcionar la Feria, la concejal Miriam Mora reveló que “la idea es que tenga un espacio un poco alejado del centro de la ciudad como puede ser el Parque Industrial dónde también hay que tener en cuenta el tema del estacionamiento”.

Además, recordó que se trata de la necesidad de contar con un espacio para “unos 1000 feriantes, aunque se pueden ir rotando como lo están haciendo en las diferentes ferias que hay”.

 

La postura de la Cámara de Comercio

 

Por su parte, José Luís Iglesias, en representación de la Cámara de Comercio celebró la reunión con los concejales porque “estuvimos analizando el proyecto” y por eso “hicimos nuestra exposición en cuanto a la Ordenanza”, además contó que “también se presentó un proyecto alternativo similar al que se está instalando en la provincia de Santa Fe, de Entre Ríos, que fue consensuado con el sector de panaderos, almaceneros, que de alguna forma también entraría el tema este de los remis, de los vehículos, de la licencia también, porque la informalidad o la ilegalidad es un tema que uno por ahí piensa que ayuda y lo que genera es un total desconcierto de la ciudad o la población en cuanto a los derechos y obligaciones”.

Iglesias señaló que desde el sector mercantil “queremos tener la paz social” ya que “nos molestó profundamente el escrache que sufrieron nuestros comerciantes por haberse expresado en contra de que a ellos se los requisaba o se los controlaba por parte del Municipio, de comercio, del CEC o que se permitía libremente en un lugar cierto que se pudiera realizar comercio de cualquier forma, sin controles por parte del Estado”.

Por lo tanto, insistió el malestar del sector con respecto a “las manifestaciones que nos parecieron de mal gusto, como también nos parecieron de mal gusto que nadie haya salido a defender la situación de sus comerciantes, me parece bastante feo imponer la razón por la fuerza. Entonces, venimos con el espíritu de la paz social a ofrecer nuestros proyectos, nuestro punto de vista al Concejo”.

En el mismo sentido expresó agradecimiento a “los concejales” aunque “nos parece pertinente para nosotros también que se dé parte de los tratamientos que se están haciendo a los concejales electos, por lo menos en temas que son tan candentes y que tienen tanta trascendencia en la opinión pública que es como que estén al tanto de cuál es la situación con respecto a esto”.

Iglesias señaló que los puntos que más preocupan al sector son “la informalidad y la ilegalidad. O sea que nadie se hace cargo de nada”.

Por otra parte, opinó que en el proyecto que se está debatiendo en el Concejo “no se tuvo en cuenta las discusiones del año 2000, por ejemplo, al respecto, cuando había situaciones similares en cuanto a desempleo, y cuál es la problemática para permitir modificar una Ordenanza, qué se podría hacer y qué no”, por lo que “era nuestra obligación hacer énfasis en lo que podría estar mal. O sea, lo que uno pretende es mejorar las cosas, no hacer algo para complicar lo que ya tenemos. Si hay una propuesta superadora, también la presentamos. O sea, Nos parece que la crítica sin propuesta no sirve”.

Por lo que insistió en el concepto de preservar “la paz social, que no se personalice, que se trate estrictamente de lo normado y que alcance a la mayor cantidad de ciudadanía en cuanto a los derechos individuales de cada habitante de nuestra ciudad. Entonces queremos una Ordenanza acorde a que funcione mejor el comercio, funcione más las responsabilidades porque, si no van a controlar a algunos que no controlen a nadie esto es simple”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias