lunes 24 de junio de 2024 - Edición Nº2028

Política | 15 nov 2023

Ramiro Caballero:

“El sector textil fueguino es parte fundamental del entramado industrial nacional”

Ramiro Caballero, Director Ejecutivo de la UIF, destacó la importancia del Decreto 594/2023 para la proyección del sector textil fueguino que en Tierra del Fuego tiene 11 establecimientos fabriles (10 en Río Grande y uno en Ushuaia) que significan, aproximadamente, un 20 por ciento de las industrias radicadas en la provincia, superando los 900 puestos de trabajo directos, lo que representa cerca del 10 de los empleos registrados en Tierra del Fuego. “Hoy tenemos un elemento que es el Decreto que incorpora al sector por varios años más dentro de un esquema de régimen distinto y que bien da previsibilidad a las empresas y a los trabajadores”.


Por: Ramón Taborda Strusiat

Río Grande.- El Director Ejecutivo de la Unión Industrial Fueguina, Ramiro Caballero, fue consultado por FM La Isla sobre el Decreto 594/2023 que incluye a las textiles en la prórroga dentro del Subrégimen Industrial.

“Primero reconocer al sector laboral, gremial, del primero al último empleado que ha estado preocupado en esta situación y ocupado de que se pueda resolver el tema de nuestro sector textil en el esquema de nuevo subrégimen”, introdujo el entrevistado.

Agregó que “obviamente quiero reconocer al Gobierno de la provincia por toda la tarea que ha encabezado el Gobernador (Gustavo Melella), la Ministra de Industria (Sonia Castiglione), la Ministra de Trabajo (Karina Fernández), quienes han sido también, no solamente voceras de la gestión en el gobierno, sino que estuvieron involucradas directamente en la resolución; una decisión que llevó tiempo, que generó incertidumbres en un momento, expectativas por otro, pero que en definitiva hoy tenemos un elemento que es el Decreto que incorpora al sector por varios años más dentro de un esquema de régimen distinto y que bien da previsibilidad a las empresas y a los trabajadores”.

Entendió que “el involucramiento de distintos actores como para que esto tenga una resolución, si bien al principio había incertidumbre y que se podría haber resuelto en más corto plazo, pero en definitiva estaríamos hablando sobre un hecho que ya está resuelto. Es saludable para la actividad industrial de la provincia y el esquema productivo de la Argentina porque, y no me canso de repetirlo, el sector textil es un reflejo de lo que es la complementación industrial en el país, o lo que debería ser si se quiere una mejor complementación industrial en el país. El sector textil por ahí fue vapuleado, si se quiere, por ahí cuestionado, más allá de particularidades que pueda haber y atender y resolver, la realidad es que en todo momento hay que reconocer que muchas actividades productivas como las textiles y más que nada en Río Grande, que es donde están la mayor cantidad de empresas de nuestra provincia en este rubro, hacen a una complementación de otros sectores productivos del país que compra este tipo de insumos en su primera cadena de valor, que termina siendo una prenda de los argentinos, que termina siendo un insumo de las primeras marcas del país y que culmina, si se quiere, beneficiando a otros sectores de la Argentina porque ese beneficio promocional que bien tenemos en la provincia al sector industrial y económico, se traslada a aquellos que adquieran nuestros productos”, evaluó.

Agregó que “hay que tener encuentra dos cosas: primero que –obviamente- la fuente de ingreso es fundamental pero también en la continuidad laboral de un trabajador, del primero al último. Hay un sector que por ahí uno desconoce, o algunos, yo en particular porque me ha tocado ser funcionario y tener este rol, donde he recorrido Argentina y ver insumos o productos de este rubro textil -básicamente a lo que nos ocupa hoy- y ver nuestra tela fabricada en Río Grande y ser luego una prenda y tal vez ser posteriormente la camiseta argentina como sucede con las primeras marcas que obviamente confeccionan este producto”.

En este sentido valoró que “es multiplicador en el salario, en los puestos de trabajo, en la complementación industrial y si se quiere también en la oportunidad que las personas tienen para desarrollarse en la actividad laboral y que tiene que tener perspectiva siempre, más allá de las dificultades que existan, en todo momento el esfuerzo está desde el primer trabajador al último empresario que apuesta al desarrollo, me parece que debe seguir siendo una Argentina industrial y en ese camino nos encaminamos todos los que queremos a Tierra del Fuego”.

 

“El rol de los trabajadores fue fundamental”

 

Ramiro Caballero valoró la lucha de los trabajadores -de los tres gremios textiles- de defender la permanencia de este sector en el Subrégimen Industrial. “Creo que cuando alguien tiene que resolver una situación, siendo autoridad de aplicación, y en esto reconozco la tarea del Estado nacional, en definitiva más allá de cualquier situación que estuvimos discutiendo lo que fuera o planteando en este tiempo, se llevó a este camino. Pero la realidad es que es fundamental entender que no solamente es importante un rol de un Estado sino el del trabajador, y en eso me parece que hay que atender puntualmente lo que sucedió en ese primer hecho, si se quiere, que fue cuando los trabajadores pudieron tener una primera reunión en primera persona con el Estado nacional, con el Secretario de Industria de la Nación (José Ignacio De Mendiguren), donde fueron atendidos, y más allá de esa reunión que tuvo esa ida y vuelta o discusiones particulares que se prorrogó para 15 días, luego se hizo una segunda reunión donde el Estado nacional, al ver a los propios trabajadores y escuchar de ellos la oportunidad que le da la tarea laboral en la provincia dentro del sector textil en el lugar donde se desarrolla, la incertidumbre que tenían en definitiva resolver este conflicto me parece que ha ayudado muchísimo y se impone en igualdad de condiciones”, elogió.

“Cuando uno ya está en una tarea donde llegamos a este logro entre todos, en definitiva esta resolución de tener este objetivo ya a partir del primero de enero de 2024 en un esquema donde el sector textil pueda adquirir y continuar sus producciones bajo un régimen promocional, hace a que aquellas posibilidades de discusiones o diferencias que podamos haber tenido sean anecdóticas”, ponderó.

Asimismo, dijo que más allá de las expectativas “de haber sido con un poco más de años esta extensión en el tiempo, la realidad es que si uno va a las prórrogas que ha habido en el régimen en general para los sectores, no en particular como fue el Decreto 727 hace un par de años atrás, sino las anteriores prórrogas siempre fueron de años similares al que se está otorgando el sector textil, entonces no varía mucho eso y sabemos que nuestro régimen de alguna manera ha tenido algunas modificaciones si se quiere, el aporte al FAMP, en este caso el rubro textil una alícuota diferencial o un parcial de beneficios, en todo caso que va a tener que tributar, a comenzar a tributar a partir del 2025 el 2,3% si no mal recuerdo, en cada tributo. Sirve muchísimo, es un nuevo esquema y me parece que el sector textil lo tiene que aprovechar sin buena duda”.

Consultado si el sector podrá estar a la altura de cumplir con las expectativas de producción industrial, Ramiro Caballero observó que “obviamente el esquema ha cambiado, hay un horizonte si se quiere en lo que va a ser 2025 en adelante, el sector va a tener que tributar un porcentaje, si bien es pequeño, se va acumulando durante los años porque tengamos en cuenta, si la gente que está escuchando por ahí no sabe, tenemos 5 años por delante de régimen y una posibilidad de una prórroga por 5 años más, que eso nos lleva 10 años, no tengo ninguna duda que eso va a continuar porque en definitiva los compromisos de producción, las inversiones que tiene que haber, siempre Tierra del Fuego la lleva adelante, habrá que atender alguna situación particular, sin duda alguna. Pero me parece que el sector tiene que buscar -como todos los sectores- permanentemente mejorar nuestra competitividad, ser más eficientes, no porque no lo sea, sino que habrá que innovar en todo caso en mejorar condiciones productivas y tratar de que esas condiciones de producción, precio, mercado, demanda, oferta sean favorables desde la producción de Tierra del Fuego, creo que ese es el mejor mecanismo de aquí en adelante para nuestro sector”.

“Lo interpreto bien, el decreto tiene esas particularidades, pero me parece que a partir de ahora hay una tarea aún más fuerte del sector textil, comprometiéndose en lo que debe hacer la industria en el futuro”, completó.

 

El desafío de la UIF

 

“Hay dos cosas que para mí hay que atender en forma conjunta para el año que viene, más allá de cualquier situación -tenemos una elección nacional pronto-, veremos cuál es el esquema económico y político para el año que viene para el sector productivo. Éste tiene que ser atendido por cualquier presidente futuro del país, y las propuestas tienen que venir obviamente en forma conjunta de las cámaras”, entendió.

Agregó que “una de las razones por la cual siempre planteo internamente dentro de las cámaras, en forma conjunta con los distintos rubros que tenemos en la UIF, es posibilitar en todo caso desde la inversión industrial para que otros sectores productivos del país tengan un traslado de beneficio promocional con la tecnología que tenemos en Tierra del Fuego, eso es fundamental para nosotros con lo que son las nuevas inversiones que tienen que haber desde el autopartismo, si se quiere electrónico, en todo caso complementación industrial con el sector textil, y por otro fundamental, creo que hay que retomar, no es que no se haga, sino que permanentemente todas las semanas se hace el seguimiento del ingreso de insumos, el comportamiento de pagos en el exterior y demás, esa confianza que hay que en todo caso seguir construyéndola, tal vez en un esquema distinto”.

“Sí es cierto que la posibilidad que tenemos futura es, con este ensayo, ese trabajo, esa permanente evaluación durante este periodo de tiempo de cómo solucionar cada problemática, también uno ha sido, si se quiere innovador, en cómo poder colaborar para salir un esquema tal vez en un momento confuso. Pero la realidad es que esperemos que eso se pueda encaminar para el año que viene. Yo tengo mucha confianza en definitiva que la Argentina, quien pueda llevar adelante la gestión del Gobierno nacional y demás, pueda entender que los sectores productivos son fundamentales para el desarrollo del país, que la innovación y la confianza en las inversiones tiene que ser política de Estado, y que las dificultades que se transitan a veces no solamente golpean un sector que puede invertir, sino al laboral, y hay que atender muy particularmente eso”.

“Todos tenemos que hacer esfuerzos, pero lamentablemente hay momentos donde hay situaciones complejas y no podemos estar pensando en que tenemos más o menos empleos, sino que tenemos que encontrar de alguna manera el equilibrio, y eso es fundamental, trabajarlo internamente en las cámaras, con los gobiernos provinciales, con el Gobiernos nacional, apostando al desarrollo, y apostando también al conocimiento que tienen otros países en el mundo como para ser aplicado en el país”.

 

“El control del Estado debe estar permanentemente”

 

Consultado sobre la intención de Sergio Massa de eliminar el SIRA, Ramiro Caballero entendió que “toda mejora que se pueda hacer en lo que es eficiencia administrativa y control, para mí es bienvenido porque los controles tienen que estar para que no haya ningún tipo de dificultades, algunos vivos o alguien que genere un problema, no solamente al sector productivo, sino a un organismo público”.

Enfatizó en que “tiene que haber un control del Estado. Lo que digo es que esa dinámica tiene que ser mucho más eficiente y bienvenido sea quien tome esa decisión. Muy bienvenido sea. Porque si hay una dificultad, tal vez, que tuvimos este año, justamente fueron estos elementos que han tenido su ida y vuelta. Aquí no digo que hayan sido decisiones equivocadas, sino tal vez fueron los elementos con el cual tuvieron la forma de resolver el contexto que nos teníamos que mover todos. Sin embargo, el sector productivo tuvo que estar en todo momento atento a ver cómo resolvía en particular esa problemática. Y el inconveniente que existe es que hay un tercero -que tal vez es un proveedor que generaste una confianza en años- que no tiene por qué entender. Y esas dificultades, no digo que haya roto la confianza, pero que en definitiva estuvo en todo momento en alerta de ver cómo se sostenía ese diálogo tal vez construido de años. Y gracias a Dios de Tierra del Fuego, la mayoría de las empresas lo han logrado, se pudo llevar a cabo. Si no, estaríamos hablando de mayores dificultades productivas, cosa que no ha sucedido en la provincia, o en gran medida, digo, si ha ocurrido en nuestra región o en el país, y acá dentro de todo se ha podido estabilizar”.

Añadió que “eso ha sido un trabajo de todos, desde el esfuerzo del trabajador del sector gremial hasta el último empresario que ha tenido que innovar permanentemente este año. Así que cualquier medida que facilite, no solamente los controles para el Estado, sino la eficiencia de los recursos, pero también la facilitación de la aprobación de cualquier documentación para la continuidad laboral y productiva, bienvenido sea”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias