lunes 20 de mayo de 2024 - Edición Nº1993

Política | 10 may 2024

Trata sobre denuncias de torturas en 1982

Pablo Vassel presentó en Tierra del Fuego ‘Malvinas y DD.HH.’

Fue en las tres ciudades -Río Grande, Tolhuin y Ushuaia- y contó con una gran cantidad de público en las tres presentaciones. “La obra trata sobre la historia de la investigación por torturas a los soldados argentinos en Malvinas”, explica el abogado Pablo Vassel, quien justo hace un año presentó el primer ejemplar al Papa Francisco. Dicha presentación fue avalada por el SUTEF y por el portal Agenda Malvinas del Veterano de Guerra de Malvinas y periodista, Daniel Guzmán.


Por: Ramón Taborda Strusiat

Río Grande.- En diálogo con el programa ‘La mañana de la Tecno’ que se emite por Radio Universidad 93.5 MHZ, el Dr. Pablo Andrés Vassel habló sobre la presentación de su libro ‘Malvinas y DD.HH.’ en las tres ciudades fueguinas -Río Grande, Tolhuin y Ushuaia- con apoyo del SUTEF y por el portal Agenda Malvinas del Veterano de Guerra de Malvinas y periodista, Daniel Guzmán.

La publicación aborda la investigación sobre abusos a soldados argentinos en Malvinas durante 1982, siendo crímenes de lesa humanidad. El libro puede encontrarse digitalmente en www.revistaliberacion.com.ar

“Efectivamente tuvimos el acompañamiento del gremio de trabajadores docentes (SUTEF) y Daniel Guzmán (de Agenda Malvinas) armando una agenda increíble de trabajo y presentaciones y la verdad es que tuvo un importante acompañamiento”, confió el abogado.

Consultado sobre qué trata el libro exactamente, el Dr. Vassel compartió que “es muy duro el tema, sin duda, y arranco -siempre orgullosamente los digo- que el Papa Francisco es mi primer lector, porque el año pasado estuve en Roma y tuve la ocasión de estar con el Santo Padre y le entregué el libro y cuando charlábamos sobre el trabajo él me decía –‘qué horror todo, qué espanto todo’, o sea que ciertamente lo es, es un espanto, un horror provocar daño en una persona a conciencia”.

 

“La tortura es un delito penado en todo el mundo”

 

Observó que “la tortura es un delito que está prohibido en todos los sistemas penales del mundo, en todos, en todos los países lo prohíben, inclusive las normas de la guerra, las convenciones de Ginebra dicen que alguien puede abatir a un soldado enemigo pero que si lo reduce tiene obligación al soldado enemigo de cuidarlo, atenderlo, brindarle seguridad, darle atención médica y rige la prohibición de la tortura, o sea que si alguien no puede torturar a un soldado enemigo hay que imaginarse lo que es la propia tropa, entonces es muy difícil aceptar, entender, pero esto ha sucedido”.

El entrevistado contó que empezó investigando estos hechos en Corrientes “entre el 2005 y el 2007 donde había 23 soldados que estuvieron dispuestos a dar su testimonio, 5 habían sido víctimas de tortura, 15 fueron testigos de saqueamiento de camaradas suyos, otros me contaban de la muerte de dos soldados correntinos por hambre, otros me contaban del asesinato de un soldado correntino por su cabo por una disputa que nada tenía que ver con cuestiones bélicas, 23 casos iniciales y hoy están más cerca de los 250 que los 200, no puedo precisar exactamente el número de cuántas víctimas han declarado, por supuesto que estos hechos no es obra de un solo cabo o sargento o teniente que se enloqueció, porque hay casos de tortura en todas las unidades militares de Malvinas, en todos los territorios, en todos los espacios, en todos los lugares, todos los grados tuvieron casos, desde el general Menéndez y el general Parada hasta modestos cabos cometieron actos de tortura, o sea que es una manera que fue sistemática o sistémica y que por eso a mí me parece que son violaciones a los derechos humanos y que corresponde, se ha investigado por la justicia federal”.

En ese sentido recordó que “por eso vine a Tierra del Fuego, por eso denuncié en el año 2007, hace ya 17 largos y tremendos años para las víctimas estos hechos y por eso seguimos esperando justicia, la que parece que nunca llega pero que va a llegar, estamos convencidos de eso y parte de esa tarea de contar esto es la presentación del libro en las tres ciudades fueguinas”.

 

Estaqueamientos y enterramientos y picanas a soldados argentinos

 

El autor del libro explicó la costumbre de ‘estaquear’ soldados que deviene de los estaqueamietos a ‘gauchos matreros’ en la Argentina decimonónica.

“El estaquear viene de la práctica rural campestre de estirar los cueros, una vez que un animal es faenado, con tientos de las extremidades se estiran los cueros para que luego pueda ser aprovechado como soga, como cuero, como lo que sea, entonces de ahí viene esa práctica del estaqueo, pero también nosotros registramos casos de enterramientos, que son obligar a hacer pozo en la turba helada y enterrar a un soldado hasta el cuello allí, o de descalzar, mojar los pies y aplicar picana eléctrica en los teléfonos de campaña, y otras tantas modalidades de tortura que no hubiera al caso hacer una presión morbosa de cada una de ellas, pero hubo mucho, lamentablemente fue una práctica que estaba generalizada”,

Agregó en este punto que “eso no lo exculpan, ni lo perdonan, ni lo justifican. Era así masivo, el hecho que pueda haber hoy en una comisaría, en cualquier lugar del país casos de tortura, no quiere decir que esto debamos normalizarlo, al contrario, tenemos que repudiarlo como repudiamos la tortura para nuestros combatientes Malvinas, por eso estamos acá en Tierra del Fuego, porque Malvinas es parte de la provincia de Tierra del Fuego, y el Juzgado Federal de Río Grande es competente para intervenir en los hechos que pasaron en la parte norte de la provincia, como en Malvinas”.

 

“No investigar es vergonzoso”

 

Aquí trajo a colación al libro del sargento inglés Vincent Bramley titulado ‘Viaje al Infierno’ sobre su experiencia en la guerra de Malvinas. “En una parte del libro él cuenta que vio dos soldados argentinos se habían rendido y fueron fusilados por un camarada suyo del ejército inglés. Después, como formé parte de un equipo jurídico que denunció estos hechos también como crímenes de guerra. A raíz de este libro, Scotland Yard, decidió iniciar la investigación, la que se concretó, aunque lamentablemente desconocemos el resultado de la misma, pero está claro y es conocido que investigaron”.

Agregó que “Si Inglaterra investigó crímenes de guerra contra nuestros soldados, y nuestro Poder Judicial no investiga los hechos que sucedieron con nuestros soldados. La verdad es que me parece que es un hecho que tiene que avergonzarnos”.

 

Consultado si estos crímenes son de lesa humanidad y por lo tanto no prescriben, el abogado entendió que “para mi juicio y para los tribunales inferiores que investigaron esto -y la Cámara de Comodoro, que es competente para intervenir en los hechos de esta provincia-, son crímenes de lesa humanidad y, en consecuencia, no prescribieron. Es decir, que se puede investigar en cualquier momento. Para la Cámara de Casación son crímenes comunes. En consecuencia, ordenó el archivo de estas actuaciones. Por eso estamos en la Corte Suprema discutiendo esto, casualmente, y no podemos creer que la Corte se tome tanto tiempo para resolver esta cuestión. Y al mismo tiempo estamos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunciando la violación al deber de justicia y al deber de verdad que tiene el Estado”.

Agregó que ya hace más de dos años se hizo la presentación ante la más alta instancia judicial nacional.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias