lunes 20 de mayo de 2024 - Edición Nº1993

Generales | 12 may 2024

El desafío humano

Diez tips para delegar tareas a la Inteligencia Artificial

La IA no es simplemente una "cosa" del futuro: ya está entre nosotros, y llegó para quedarse.


Es una realidad que el mundo del trabajo está cambiando vertiginosamente, y que millones de personas temen perder sus empleos en manos de la Inteligencia Artificial (IA). 

Lo que también es cierto es que las personas cuentan con la capacidad de la reinvención, a partir de la función cerebral llamada neuroplasticidad. 

Por eso, cualquiera puede adaptarse, cambiar y transformarse, aprendiendo nuevas habilidades y competencias propias de esta era del mundo, si así lo decide.

Es entendible que haya personas con miedo frente a la que, a la fecha, es la gran disrupción de este tiempo, así como lo fueron la televisión en color, los teléfonos celulares y las computadoras y teléfonos móviles, que también fueron cuestionados y temidos en su época.

La Inteligencia Artificial tiene como propósito apoyar y potenciar las habilidades humanas, y no sustituirlas de plano. 


-Utiliza la IA para automatizar tareas repetitivas: desde respuestas de correo electrónico hasta análisis de datos, deja que la IA maneje lo monótono.

-Personaliza las herramientas de IA: muchas herramientas permiten ajustes personalizados. Aprovecha esta característica para adaptarlas a tus necesidades específicas, y que la tecnología te conozca al ir utilizándola cada vez más.

-Mantén una mentalidad abierta y experimental: prueba diferentes herramientas y enfoques; hazle preguntas y pide que reformule o profundice. Experimenta, juega y ponla a prueba. La experimentación es clave para encontrar cómo la IA puede servirte mejor.

-Prioriza la seguridad y privacidad: asegurate de que las herramientas de IA que utilizas cumplen con las normas de seguridad de datos. A su vez, debes revisar a conciencia cada respuesta que te entregue, puesto que aún no es una tecnología totalmente confiable, especialmente en datos o temas que requieran un alto nivel de rigurosidad.

-Capacitate constantemente: el campo de la IA está en constante evolución. Mantente actualizado con las últimas tendencias y herramientas.

-Integra la IA en la toma de decisiones: usa la IA para recopilar y analizar datos que te ayuden a tomar decisiones informadas. Por ejemplo, puedes plantearle diversos escenarios, y que, en ese cruce de opciones, te ayude a identificar las mejores.

-Fomenta la colaboración entre la IA y los humanos: considera cómo la IA puede complementar las habilidades del equipo, no solo sustituir tareas.

-Evalúa y ajusta regularmente: mide el impacto de la IA en tu trabajo o vida y realiza ajustes según sea necesario para maximizar los beneficios, aprovechándola al máximo.

La inteligencia artificial (IA) no es simplemente una “cosa” del futuro: ya está entre nosotros, y llegó para quedarse.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias