lunes 17 de junio de 2024 - Edición Nº2021

Generales | 27 may 2024

El aumento de GAS

El gas cada vez más caro

Los fuertes incrementos del primer cuatrimestre no se tradujeron en un cambio en las distorsiones del esquema de subsidios. Expectativas de demanda por las bajas temperaturas y costos más altos.


La postergación de los aumentos en los servicios de luz y gas definida por el Gobierno en mayo para apuntalar la desaceleración de la inflación dejó vigentes los cuadros tarifarios sancionados durante el primer cuatrimestre. Según los analistas privados, estos incrementos no implicaron una reducción en los subsidios estatales, que incluso son más altos que el año pasado.

Las tarifas incluyen cuatro ítems: el costo de generar la energía (luz o gas), el de transporte, la distribución y los impuestos municipales, provinciales y nacionales. El Estado subsidia la generación a través de transferencias de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa) a generadoras de electricidad y transportadoras de gas.

Los usuarios se dividen en tres categorías residenciales según el esquema de segmentación vigente desde 2022. Los usuarios de altos ingresos (N1) pagan el costo pleno de la energía, los de ingresos bajos (N2) tienen tarifa social y los de ingresos medios (N3) cuentan con un tope de consumo subsidiado. Los últimos datos oficiales indican que los N1 son 5,3 millones, los N2 son 8 millones y los N3 son 2,7 millones.

Cómo quedaron las facturas de gas

El Observatorio de Tarifas y Subsidios del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP) publicó un análisis detallando que las facturas promedio del país de gas para un usuario de altos ingresos de la categoría R2, que en diciembre pagaba $4.846, ahora paga $21.522 desde abril. La factura promedio para un usuario N2 saltó de $2.247 a $12.913, mientras que para un usuario N3 pasó de $2.598 a $14.439 en abril.

Estos incrementos implican que, en promedio, un usuario N1 afronta un aumento del 344% respecto al cuadro tarifario vigente en diciembre de 2023. Los usuarios N2 y N3 enfrentan incrementos del 475% y 456% respectivamente.

El servicio de gas natural por redes se regula a nivel nacional, por lo que no hay una gran dispersión para interpretar las facturas. Sin embargo, sí hay diferencias entre los subsidios y el consumo regional:

Para los usuarios N1, según el IIEP, desde abril las tarifas más caras se pagan en Tierra del Fuego ($58.917 en promedio). Le siguen Santa Cruz sur ($57.713), Chubut sur ($33.380), Neuquén cordillera ($33.070) y la cordillera de Chubut y Río Negro ($33.050).

Para los N2, las boletas más caras son las de Santa Cruz ($28.231). Le siguen Tierra del Fuego ($25.817), PBA, Chubut y Río Negro ($19.018), PBA sur ($18.847) y Chubut sur ($17.273).

Para los N3, las facturas más altas son en Santa Cruz ($33.527). Le siguen Tierra del Fuego ($31.630), PBA, Chubut y Río Negro ($21.181), PBA sur ($21.010) y Chubut sur ($20.140).


Notas:

  • Usuarios N1: Pagan el costo pleno de la energía.
  • Usuarios N2: Tienen tarifa social.
  • Usuarios N3: Tienen un tope de consumo subsidiado.

Este cuadro muestra las diferencias significativas en las tarifas de gas entre las distintas regiones y categorías de usuarios después del congelamiento de tarifas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias