lunes 24 de junio de 2024 - Edición Nº2028

Generales | 29 may 2024

Suba del gas:

“El Gobierno nacional debería llamar a una nueva audiencia pública”

Así lo entendió Moisés Solorza sobre la tarifa de gas porque “no queda otra alternativa más que realizar ese procedimiento nuevamente, dado que la audiencia pública tenía establecido un plazo para la impugnación” y se esperanzó en que la justicia federal “no se ampare en ese argumento de extemporalidad porque la audiencia se llevó adelante el 8 de enero de este año, en el cual yo también participé y participó la provincia”, recordó.


TAGS: TARIFAZOS

Por: Ramón Taborda Strusiat

Río Grande.- En ‘La mañana de la Tecno’ que se emite por Radio Universidad 93.5 MHz, Moisés Solorza fue consultado sobre el amparo colectivo presentado por el gobernador Gustavo Melella contra la suba de la tarifa de gas.

“Recuerdo que nosotros fuimos los primeros que dijimos que íbamos a hacer una audiencia pública, una presentación pública de un amparo colectivo desde la multisectorial. Pero después, cuando surge que el Gobierno provincial a través del Ejecutivo convoca a los intendentes y a todas las fuerzas para pedir el acompañamiento institucional de la comunidad y justamente el peso institucional que tiene es realmente clave, así que me parece que está muy bien”, evaluó.

No obstante dijo que “tengo ciertos reparos con respecto a la presentación que ojalá, como dice el Jefe de Gabinete Agustín Tita, que la justicia tenga la celeridad y el acompañamiento a la presentación, que estimo que debe estar llena de argumentos por los cuales el Gobierno nacional debiera retrotraer el cuadro tarifario y volver a llamar a una nueva audiencia pública, que creo que sería el objetivo principal”.

Entendió que “no queda otra alternativa más que realizar ese procedimiento nuevamente. Y digo mis reparos porque estoy viendo si no es extemporáneo, dado que la audiencia pública tenía establecido un plazo para la impugnación, inclusive, de esas audiencias que llevaran a estos cuadros tarifarios. Por eso hablo de que ojalá la justicia no se ampare en ese argumento de extemporalidad porque la audiencia se llevó adelante el 8 de enero de este año, en el cual yo también participé y participó la provincia”, recordó.

En el mismo sentido observó que “la estrategia debiera estar orientada más bien a saldar esas situaciones, justificarlas, para que tenga éxito. Y de no ser así, tendremos que evaluar otra estrategia como para que se detengan estos cuadros tarifarios que momentáneamente el Gobierno nacional, para no alterar los índices de inflación, ha suspendido por una resolución en septiembre de este año. Pero no sabemos si la ambigüedad del Gobierno nacional, probablemente haga que se levante esa medida después de que tenga valores, digamos, favorables en términos de inflación. Es un riesgo que claramente hay que estar atentos”.

Reparó que “ahora la jueza federal (Dra. Mariel Borruto), estimo que debe haber tomado ya conocimiento, y como esto tiene jurisprudencia y fallos inclusive en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ojalá que decida por sí, y que no tenga que enviarla a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia para que después la Alzada la mande a la Corte Suprema de Justicia, dilatando todo este tiempo y dejando pasar de alguna forma el tarifazo. Ojalá que no, por eso en enero yo fui bastante vehemente en el pedido al Poder Ejecutivo, a los intendentes de realizar esa impugnación y esa denuncia, como decía el Gobernador en la última declaración; es decir, ya son 48 millones de dólares que le debe Camuzzi a la Provincia de Tierra del Fuego”.

Sobre este punto compartió que “me parece que está muy bien que se recupere ese dinero, después de tanto tiempo que ha pasado en nuestra provincia, de hacerle los favores más importantes a una empresa que no tiene ningún miramiento en cortarle el suministro a los vecinos y a las vecinas”, dijo, celebrando la medida de la Dra. Mariel Borruto de ordenar a Camuzzi Gas del Sur a no cortar el servicio de gas a los vecinos por deudas.

 

“Yo te avisé”

                       

El 19 de diciembre de 2023 el ex secretario de Energía Moisés Solorza advirtió que “estamos en el umbral de una catástrofe energética” y pidió un plan al Gobierno provincial.

En esa entrevista que publicó el diario Provincia 23, Solorza habló de aumentos de hasta el 800% en las tarifas de electricidad, que tendrán su correlato en el aumento del gas. A la quita de subsidios se sumó la segmentación que ha hecho el Gobierno provincial y que haría impagable un tubo de gas aun para familias con ingresos medianamente altos. Reclamó un plan estratégico para contrarrestar los efectos de la quita de subsidios, de manera que la provincia pueda proveerse del gas en boca de pozo y distribuirlo a precios locales.

“Hay elementos que indican que tanto los servicios públicos y los combustibles, el petróleo y el gas van a sufrir aumentos exponenciales. Si vamos a los combustibles, ya estamos viendo cuál es el sendero, con un 87% de aumento en menos de un mes, y esto ha llevado a un aumento de toda la cadena de producción y distribución. Esto va a seguir aumentando porque el gobierno piensa llevarlo al precio internacional y estaría entre los 800 y los 850 pesos el combustible en Tierra del Fuego. El gobierno pretende que desaparezca el denominado barril criollo y llevarlo al precio de exportación, que es de 80 ó 90 dólares, contra los 40 dólares actuales”, sostuvo.

Cuestionó al gobierno provincial porque “no existe una planificación energética sobre lo que se va a hacer con cada uno de los segmentos, combustible líquido, gas, petróleo, GLP, y cuáles son los planes de obra que se tienen a futuro para que las familias no tengan que pagar 80 mil pesos un tubo de gas envasado. La falta de una planificación adecuada en nuestra provincia lleva a que más de siete mil familias sufran esto, con la quita de subsidios a nivel nacional. Hay una falta de pericia total y una improvisación inaceptable por parte del gobierno de la provincia, que saca dos decretos segmentando el GLP para estas siete mil familias, sin tener en cuenta el contexto nacional que se está viviendo con la quita generalizada de subsidios. Una familia no va a poder afrontar de ninguna manera el pago de 80 mil pesos por más que gane un millón de pesos como ingresos familiares. El gobierno de la provincia emite un decreto segmentando a estos sectores, que son los más vulnerables energéticamente, con lo cual el castigo es doble”, planteó.

Precisó que “el primer decreto dice que le van a quitar los subsidios a todos los vecinos que tengan cinco salarios mínimo vital y móvil, que son 660 mil pesos. Cuando me preguntaron yo recomendé aumentar el salario mínimo vital y móvil a siete y además ajustarlo por índice de inflación. Cuando estuve en la Secretaría de Energía propuse más de una vez subir de rango de secretaría a ministerio, algo que se hizo y me parece perfecto, por la independencia que necesita en la toma de decisiones. Espero que no sea solamente para acomodar cargos políticos. Los escenarios que se plantean a nivel nacional afectan directamente a nuestra provincia y tener el precio del gas dolarizado lo único que va a hacer es trasladar la tarifa a precios impagables, tanto para la tarifa de gas por redes como para la electricidad. Mi propuesta fue que se realice un mercado local de energía y que el Estado compre en boca de pozo a las productoras locales, para tener precios locales y no dolarizados e internacionales. En este esquema es clave que el gobierno de la provincia tome recaudos para contener la cuestión social. Se deben tomar medidas preventivas frente al caos social que se puede provocar en el corto plazo”, reclamó.

“Hoy está declarada la emergencia y lo que se está promoviendo es la quita generalizada de subsidios en todos los segmentos. El 90% de los siete mil vecinos que no tienen gas de red, tienen asistencia de dos lugares, una del Estado provincial y otra del Estado nacional a través de distintos programas. Prácticamente no se usa la garrafa en Tierra del Fuego, sino los tubos de 45 kilos. Por decreto, la provincia segmentó este grupo. En el caso de los vecinos de nivel 1, el vecino paga 234 pesos por cada tubo de 45 kilos. Entre el Estado nacional y provincial se hacen cargo de 19.485 pesos que valdría un tubo de gas sin subsidio. El programa no está todo el año, sino en una determinada época invernal, de marzo a septiembre, y después se dan algunos refuerzos. Una familia en Tierra del Fuego que percibe un ingreso superior a los 660 mil pesos va a perder el 100% del subsidio y el vecino va a pagar 19.485 pesos por tubo. Luego hay una cuestión progresiva para los vecinos que ganan menos de 660 mil pesos, porque el gobierno provincial lo segmentó. Los que reciban menos de siete salarios mínimo vital y móvil, que son casi un millón de pesos para la categoría más alta, van a empezar a pagar el 53% de ese valor. Hay una quita progresiva del subsidio que antes daba el Estado. El usuario en este caso va a pagar 10.530 de los 19.485. Esa es la categoría intermedia. A esto se suma que el Estado nacional dice que ahora va a quitar todos los subsidios, inclusive el de la zona fría para Tierra del Fuego para el gas por redes, que es el 50%. Por eso hablo de una catástrofe energética, que es generalizada en toda la cadena de energía, producción, transporte y distribución”, subrayó.

Reiteró que “el gobierno debe tomar medidas para contrarrestar esta quita generalizada de subsidios y convocar a las petroleras a realizar un nuevo esquema para comprar gas en boca de pozo y poder distribuirlo a través de Camuzzi, y generar electricidad a través de la Cooperativa Eléctrica y la DPE. De lo contrario, los aumentos van a ser exponenciales y pueden ser multiplicados por 15 en el caso de la electricidad. Además la Cooperativa Eléctrica y la DPE están proponiendo un aumento del 70% de la tarifa, lo cual me parece leonino frente a lo que plantea el esquema nacional. Tierra del Fuego abona el 17% del costo real de la energía eléctrica. Es decir que si trasladamos el 80% restante, habría que multiplicar por 80 la tarifa actual”, estimó.

“Yo le recomendé al gobernador que tome una medida extraordinaria ante esta situación para desacoplarnos de la lógica nacional y comprar nuestros propios recursos a precios locales. Por otra parte, el retraso de los salarios no está contemplado, no se habla de recomposición salarial, y esa brecha es enorme con respecto a la quita brutal de subsidios en todos los segmentos. Si hay un parate energético, una caída brutal de salarios que quedan reducidos a la mitad con la devaluación que hubo, y si a eso se le suma el aumento exponencial de tarifas y alimentos, estamos en una crisis que muy pocos están imaginando. Hay que tomar medidas urgentes porque la población está siendo vulnerada en cuanto a su seguridad energética y muchos ya cayeron en la pobreza energética, más allá de que tengan un buen salario, porque si se suma el 70% de aumento de electricidad y la quita de subsidios, van a ser tarifas impagables, con un 800% el primer mes”, alertó.

“Nosotros creemos en la autonomía de las provincias productoras y entendemos que Tierra del Fuego no está ejerciendo su rol como corresponde, tanto en el directorio de YPF como en la administración de los recursos naturales. La Legislatura no emitió una sola palabra con respecto a la quita indiscriminada de subsidios y tampoco escuché de parte de los intendentes y el gobernador un plan, una estrategia o un rumbo, frente a las medidas que ya tomó el gobierno de Javier Milei. Es importantísimo que el gobernador entienda que debe convocar al Consejo Económico y Social de la provincia frente al despido generalizado de trabajadores de la industria, y es necesario convocar a legisladores y diputados, y a los vecinos de la ciudad para promover un plan alternativo. No veo la voluntad de la convocatoria para ver cómo nos organizamos como sociedad frente a la catástrofe energética que se va a vivir”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias