domingo 21 de julio de 2024 - Edición Nº2055

Política | 26 jun 2024

Santiago Pauli

“Tierra del Fuego no sería lo que es hoy sin el régimen”

El parlamentario fueguino concedió que “está en boca de muchos el régimen de Tierra del Fuego en la Cámara de Diputados últimamente. Tierra del Fuego no sería lo que es hoy, pero cuando nosotros hablamos de Tierra del Fuego hay como poca información y mucha desinformación, que a veces puede ser sin querer y a veces puede ser a propósito por una cuestión política, que se habla de Tierra del Fuego como un gasto para el país, como si la provincia estuviese subsidiada”. Santiago Pauli aclaró que “la realidad es que Tierra del Fuego no está subsidiada. Lo que tiene es un régimen, de ya varias décadas de existencia, que a través de la exención de impuestos nacionales hizo que muchas empresas a lo largo y a lo ancho del país radiquen sus plantas en Tierra del Fuego y le permita crecer como ha crecido hasta ahora”.


Por: Ramón Taborda Strusiat

Río Grande.- El diputado fueguino de La Libertad Avanza, Santiago Pauli, destacó la importancia de la región y expresó que el sector privado también es responsable del futuro de la provincia. “Deben encontrar la manera de crecer en el futuro sin estar mirando siempre al pasado, lo que funcionó está muy bueno y puede seguir funcionando, pero si dependes de un político, estás en un terreno endeble”, declaró en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Esta semana, el Gobierno ingresará el último tramo del proyecto para aprobar la Ley Bases luego de que la Cámara de Diputados acepte o rechace los cambios introducidos por Senadores. Es la batalla final.

 

¿Cómo beneficia o qué modifica en Tierra del Fuego la aprobación de la Ley Bases?

 

Consultado sobre los beneficios o los perjuicios que puede provocar la aprobación de la Ley Bases, Santiago Pauli observó que “en realidad hubo mucha discusión en Tierra del Fuego, porque erróneamente se decía que la Ley Bases iba a atacar el Régimen de Promoción Industrial que hay en Tierra del Fuego, un régimen de promoción de inversiones a través de extensiones impositivas, algo que estamos hablando de nuevo ahora con RIGI, cuando en realidad nunca estuvo en la mesa del Gobierno esa discusión”.

Agregó que “Tierra del Fuego, a pesar de su particularidad, sigue estando dentro de Argentina. Todo lo que beneficia a Argentina va a traer inversiones, permitirá el crecimiento del sector privado. Todo lo que hablamos cuando defendemos la Ley Bases, también incluye a Tierra del Fuego, así que en ese sentido, al estar dentro de Argentina, va a ser positivo todo lo que sea positivo para el país”.

 

Defensa de la Ley 19640

 

Preguntado por qué se ataca tanto el régimen de promoción de la 19640, el parlamentario fueguino concedió que “está en boca de muchos el régimen de Tierra del Fuego en la Cámara de Diputados últimamente. Tierra del Fuego no sería lo que es hoy, pero cuando nosotros hablamos de Tierra del Fuego hay como poca información y mucha desinformación, que a veces puede ser sin querer y a veces puede ser a propósito por una cuestión política, que se habla de Tierra del Fuego como un gasto para el país, como si la provincia estuviese subsidiada”.

En ese sentido aclaró que “la realidad es que Tierra del Fuego no está subsidiada. Lo que tiene es un régimen, de ya varias décadas de existencia, que a través de la exención de impuestos nacionales hizo que muchas empresas a lo largo y a lo ancho del país radiquen sus plantas en Tierra del Fuego y le permita crecer como ha crecido hasta ahora”.

Reparó que “no es solo la provincia, cuando yo hablo de Tierra del Fuego no quiero que le vaya bien solamente a mi provincia.  Tierra del Fuego está ubicada en un lugar estratégico para la Argentina, un lugar que cada vez cobra más relevancia, ahí abajo del mapa de cara a la Antártida, al lado de un paso interoceánico. Entonces la presencia de nuestra isla es la presencia de todo el país”.

 

“Creo que es algo que cada vez va a ser más estratégico y no deberíamos mirarlo únicamente en términos monetarios, sino también en términos de presencia, de soberanía y de que Argentina pueda desarrollarse en ese lugar del mundo en el que hay varios países que también quieren hacerlo”, agregó.

Avizoró que “probablemente, dentro de 100 años el régimen de Tierra del Fuego y la posibilidad del desarrollo de la provincia tenga un valor gigante en la discusión de la soberanía sobre una parte de la Antártida y las Islas Malvinas”.

“La realidad es que cuando se critica al subrégimen de promoción industrial, que nosotros llamamos al conjunto de normas que están amparados bajo una ley que todo fueguino se sabe de memoria el número, que es la 19.640, cuando se critica eso, se está criticando en realidad a los aranceles que se ponen sobre productos importados para favorecer la venta de los productos nacionales, más específicamente los electrónicos”.

“La crítica hacia Tierra del Fuego de gente de otros lugares es, ¿por qué yo pago un arancel cuando quiero traer un producto importado? Porque el problema de la exención impositiva de sí mismo no es un problema, el RIGI que el Gobierno ha impulsado apunta a eso, a través de exenciones o de baja de impuestos queremos que vengan a invertir”, entendió Pauli.

Agregó que “este experimento lo probamos en Tierra del Fuego hace varias décadas y funcionó muy bien. El problema está en que si siempre sostenemos actividades que dependen de la lapicera del poder ejecutivo, es decir, que con un cambio en un sistema arancelario pueda caerse, Tierra del Fuego tiene un problema. Por eso desde hace mucho tiempo muchos vienen hablando de la reconversión de la matriz productiva”.

“Esto significa que hay muchísimas actividades que se pueden hacer amparadas bajo los mismos beneficios y que no dependen de un sistema arancelario especial que un presidente o un ministro de economía puede cambiar o no. Siempre uno mira con miedo a quien asume si va a mantener esos aranceles para que el producto hecho en Tierra del Fuego se venda más o menos, y no podemos vivir así para siempre, eso sí tiene una fecha de vencimiento”.

Pauli entendió que “es necesario que Tierra del Fuego aproveche, sobre todo, sus amplios recursos naturales y un montón de ventajas comparativas que tiene por la zona, por el clima, por el conocimiento que ya tiene la provincia de tantos años de una industria muy activa para hacer muchas otras actividades que no van a depender de si un presidente o un ministro de economía mira bien o mira mal a Tierra del Fuego”.

Consultado sobre cuál es ese proyecto alternativo ante la firma discrecional de un funcionario de Buenos Aires, el libertario dijo que “eso es responsabilidad de las empresas del sector privado, que tanto defiende nuestro espacio, pero que acá la responsabilidad le cabe. Tierra del Fuego no es solo electrónica, tiene también una industria textil, industrias de plástico que llevan muchísimos años produciendo, y la realidad es que los recursos naturales, los hidrocarburos, las exportaciones que se pueden hacer desde ahí, ahora se habla de cosas como el hidrógeno verde, tantas maneras de generar energía que pueden ampararse bajo los mismos beneficios”.

“Una de las cosas que también se habla, se rumorea hace muchos años, es la instalación de empresas relacionadas a la informática, ahora la inteligencia artificial. Hay muchas cosas que han funcionado en otras partes del mundo que, por la similitud en las características geográficas y por los recursos naturales que tenemos en Tierra del Fuego, podrían funcionar muy bien. El tema es que ahí es donde hay una responsabilidad compartida”.

Aseguró que “desde La Libertad Avanza nosotros siempre defendemos al sector privado, normalmente castigado, pero acá yo le aplico una responsabilidad. Son las empresas radicadas allí, y las que se quieren radicar, las que deben encontrar la manera de crecer en el futuro sin estar mirando siempre al pasado. Lo que funcionó está muy bueno y puede seguir funcionando, pero si dependes de un político, estás en un terreno endeble. Es hora de desarrollar otras actividades”.

 

Reivindicación de Julio Argentino Roca

 

Se le preguntó si el entonces presidente Roca que hace 130 años tomó la decisión de avanzar sobre la Patagonia cuando Chile estaba en guerra con Perú, podría pasar lo mismo dentro de 100 años, Pauli destacó que “gracias a Roca también se fundó la ciudad de Ushuaia. Entonces, hay que entender una decisión del Gobierno nacional en ese momento como favorable para la Nación, no se fundó Ushuaia en ese momento porque se estaba pensando en los fueguinos. En realidad, en ese momento en Tierra del Fuego había aborígenes y algún que otro misionero europeo haciendo un trabajo pionero. Pero los fueguinos nacidos en Tierra del Fuego no eran como nos entendemos hoy a los argentinos”.

“¿Por qué se fundó la ciudad de Ushuaia? ¿Por qué el Gobierno nacional mira estratégicamente al sur? Porque se entendía la importancia que tenía ese lugar de mapa para toda la Nación. Yo amo mi provincia, defiendo los intereses de mi provincia, pero no en un contexto separatista, en un contexto de crecimiento de la Nación. Y yo no sé faltan 100 años, la realidad es que cuando el Presidente estuvo con la general de Estados Unidos en Tierra del Fuego anunciando una base conjunta entre las fuerzas armadas de nuestra Nación y se discutió todo eso, una cosa tácita que quedó en el aire es que hay otros dos países que también quieren tener relevancia en ese sector del mapa. Uno es Chile y otro es el Reino Unido”.

Añadió que “no somos los únicos que estamos ahí abajo y no somos los únicos que queremos ser estratégicos como puerta a la Antártida, o que queremos tener mucha presencia en un paso interoceánico que va a cobrar más relevancia en la medida que el que está en el norte del continente va decayendo en su importancia”.

Entonces, “para nosotros, tener una visión de desarrollo de Nación en temas del Atlántico Sur, sobre temas de la Antártida, en la mirada de Malvinas, que para nosotros como fueguinos nos tocó un poquito más de cerca, eso es algo que nos debemos como Nación y que va más allá de cualquier partido que esté gobernando en un momento determinado”.

Santiago Pauli es diputado nacional de Tierra del Fuego por La Libertad Avanza, electo en 2023 y con mandato hasta 2027. Es docente y uno de los fundadores del Partido Libertario en su provincia, luego rebautizado como Republicanos Unidos.

De 36 años, contó que “soy docente. Toda mi vida laboral la he desarrollado en la educación y en proyectos relacionados a la educación. No vengo ni de una familia política ni de una tradición política. Lo mío fue de un poquito más grande darme cuenta que quería involucrarme activamente en la política, casi como una necesidad. Lo sentí, me di cuenta que hacía muchos años venía quejándose de la realidad, y no me gusta quejarme. Entonces dije, ‘bueno o me dejo de quejar y criticar, o trato de hacer algo’. Ese tratar de hacer algo fue junto a otras personas armar un espacio político provincial que el año pasado fue parte de La Libertad Avanza y por eso pudimos llegar al Congreso y también a la legislatura provincial y a otros lugares.

Quizás fue medio circunstancial, fue un conjunto de cosas que se fueron dando, pero motivado por una necesidad de decir, ‘bueno, intentemos hacer algo por el bien de mi provincia y de mi país’, y así es como hoy me encuentro acá. No me considero político a pesar de que lo soy. Pero bueno, todavía quizás me sigo viendo como docente”, concluyó.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias